El crujido de la puerta del sótano resonó en la habitación, y me quedé helada. Había llegado la hora. Respiré hondo e intenté disimular el temblor mis manos entrelazándolas. “No te derrumbes…” 

 Summer 

Tras terminar ¿De quién te escondes?, me apetecía seguir leyendo novelas intensas, con esa dosis de tensión. La sinopsis de El Sótano me atrapó de tal forma que sí o sí tenía que hacerme con ella. Parecía tener los ingredientes perfectos para una lectura amena. Sin embargo, y con toda mi sinceridad del mundo, me encontré con una trama bastante monótona.

La historia comienza con Summer, una adolescente que es secuestrada en una noche de concierto por una mente perversa que insiste en llamarla Lily.
El secuestrador la encierra en el sótano de su casa, alejada de todo contacto con el mundo exterior. Allí Summer descubrirá que ella no es la única chica secuestrada. Tres jóvenes llamadas Rose, Poppy y Violet también están pasando por el mismo infierno.
La intención de Clover (el psicopata) es formar una familia perfecta y pura como una flor. De ahí a apodarlas con nombres de flores.
Si las chicas quieren sobrevivir deberán acatar sus normas. Pero nuestra protagonista no se dará por vencida e intentará, por todos los medios, escapar de esa horrible pesadilla sin importarle las consecuencias…
¿Conseguirá salir airosa de las garras de esa mente enfermiza o morirá en el intento?

Los capítulos son narrados en primera persona y van alternándose entre SummerLewis (su novio) y Clover.
La parte de Clover me ha parecido la más interesante, puesto que en ella podemos meternos en la mente de un criminal y descubrir qué fue lo que condujo a convertirlo en un monstruo sin escrúpulos. Aunque para mi gusto es un psicópata algo flojo. Creo que se podría haber sacado mucho más partido y haber creado escenas algo más sangrientas y despiadadas, que pillasen al lector por sorpresa. De acuerdo, sé que estamos hablando de una novela juvenil, pero un asesino es un asesino y cuando mata lo hace sin piedad, con toda la frialdad del universo. No clava un cuchillo en el estómago y ya está.
La protagonista tampoco ha terminado de convencerme. También peca de ser algo floja y repetitiva. Se pasa casi toda la novela diciendo continuamente la prensión que le tiene a Clover y lo aterrada que está cuando se abre la puerta del sótano. Creo que no es necesario repetirlo tantas veces. Me ha faltado una protagonista fuerte, con más carácter.
En cuanto a los demás personajes decir que, bueno, su papel tienen, pero tampoco se profundiza demasiado en ellos, salvo en las tres chicas y para explicar cómo acabaron secuestradas por ese sinvergüenzada.
También he echado de menos esos momentos de tensión que hacen que vaya a tomarme una tila. Toda la trama transcurre en el sótano con muy pocas alteraciones. Es en el final cuando ya se empieza a mover el asunto y entonces consigues devorar las últimas páginas de un tirón.

He de decir que esta es mi humilde opinión. Sé que ha tenido unas críticas estupendas y que algunas personas lo han catalogado como una de sus mejores lecturas. Puede ser. Quizá yo, acostumbrada a leer novelas más intensas y de autores como Stephen King, James Patterson o Agatha Christie, se me haya quedado un poco corta.
Pero vamos, que la novela no está mal. Simplemente no es de las mejores historias que he leído y la colocaría en esas lecturas para pasar el rato.
No sé si seré la única con esta opinión o habrá alguien más que haya sentido lo mismo.

¡Un besote enorme y feliz miércoles!

También te gustará:

Pin It on Pinterest