Escondida, Ross Armstrong

Escondida, Ross Armstrong

Nunca antes había entrado en las viviendas sociales. Justo antes de cerrar la puerta, cojo una navaja automática, hecha a mano. Aiden me la compró durante nuestra luna de miel, en Buenos Aires. La guardo en mi neceser negro. Por si acaso…

 Lily Gullick 

 

Si pudiera definir el post en dos palabras sería: fracaso total. Tras equivocarme con la novela de John Green(la cual finalmente me enamoró), decidí retomar mi lista de lecturas de misterio. La siguiente en ser bienvenida a mi estantería fue Escondida, de Ross Armstrong. En una de mis visitas a Carrefour le eché el vistazo y, desde luego, su sinopsis acabó atrapándome por completo. Parecía prometer ser una novela diferente, original. La idea de que una chica estuviera espiando a sus vecinos mediante unos prismáticos me resultó interesante.
Pero…
Zas. Chasco. Una decepción brutal. Para ser sincera, no he podido ni terminarlo. Osea, imaginad lo aburrido que es.

La novela tiene una extensión de 436 páginas, sin contar los agradecimientos, claro.
Nuestra protagonista es Lily Gullick, quien vive con su marido en un moderno apartamento de Londres cerca de unos viejos edificios sociales que están a punto de ser derrumbados con el fin de construir unos mejores. Sin embargo, todavía hay gente viviendo allí. Gente que no ha querido renunciar a su hogar. Lily tiene la afición de observar especies de aves, pero de repente, un buen día, decide espiar a sus vecinos en los momentos más íntimos. Es aquí donde empieza su locura, una adicción a querer indagar en las vidas ajenas. Lo que ella no sabe es que su vida correrá peligro cuando Jean, una mujer con la que había entablado una conversación la noche anterior, aparece muerta. Lily cree con firmeza que se trata de un homicidio y, por lo tanto, comenzará a investigar hasta la saciedad para dar con el culpable de los hechos que, según ella, es alguien que se encuentra en el edificio que espía con regularidad. Lo que no se imagina nuestra protagonista es que alguien también la está observando, y podría no conformarse únicamente con ello…

Sigo pensando que la idea es original, atrayente, incluso me recuerda al gran clásico de Hitchcock,La Ventana Indiscreta. Pero la narración en primera persona me ha resultado algo pesada, con una protagonista inestable que a veces no sabes ni lo que dice o hace. Solo se limita a espiar, sin grandes giros inesperados que te dejen en tensión o con ganas de querer leer más hasta devorar la última página. No. Sinceramente me ha parecido aburrido, no me ha gustado. Por lo tanto, no os lo recomiendo en absoluto. Pero este es mi punto de vista, mi humilde opinión.

Espero que el siguiente hallazgo no me resulte tan empalagoso como lo ha sido esta lectura.
Feliz martes!

Pin It on Pinterest